Tú mandas

Publicado: agosto 6, 2007 en Hablemos un poco

Acabo de terminar de leer uno de los libros que quizás más me haya atraído en los últimos meses; se llama “Micropoder: La fuerza del ciudadano en la era Digital”, de Javier Cremades. Se trata de un ensayo muy interesante sobre el papel de los nuevos ciudadanos en la evolución tecnológica de internet y de la famosa Web 2.0. De forma breve, y para no destripar el libro a todos aquellos que piensen adentrarse en él, se narra la paulatina importancia que han adquirido los usuarios en lo que todos denominamos “la red”.

Antes, las empresas y organismos oficiales, llenaban este mar de información y contenidos, para divertimento y consulta de los diversos navegantes ávidos de información. Pero esa tendencia ha cambiado y ha generado una nueva estructura a la que hace falta acoplarse. Ahora son los usuarios los que dominan este flujo de información, proveyendo de contenidos y generando nuevos espacios de información. El poder se ha trasladado hacia el otro lado de la balanza, y el autor estudia este fenómeno desde un punto de vista económico, social, tecnológico y político. Cómo canalizar ese flujo de opinión y cómo dominar a las masas parece ser el gran reto empresarial en los próximos años; de ahí que el autor nos explique los movimientos que ya estan haciendo los “grandes” ante estos cambios.

Todo ésto es muy bonito, y cualquiera de nosotros puede opinar con mucho juicio sobre los aspectos de controversia (al fin y al cabo, muchos escribimos en blogs y formamos parte de ese “micropoder”; analizarnos a nosotros mismos parece una política sencilla y efectiva). Pero hay una inquietante pregunta que surge y sobre la que quiero encontrar una respuesta.

 ¿Qué papel juegan en este “nuevo gobierno” los gurús de la red, los tecnoinfluenciadores de la opinión?. Con ello me refiero a los grandes bloggers, las personalidades de referencia a los que todos leemos diariamente, bien por su mayor conocimiento de la red ó por simple devoción ideológica. Todos sabemos que sus opiniones y comentarios redirigen los flujos de opinión del resto de internautas hacia los diversos puntos de información que son objeto de debate en este complejo mundo.

En mi opinión, éstos no son sino los generales de este creciente ejercito silencioso. Todas las masas necesitan voces, representantes, y su papel no será otro que el de redirigir toda esta fuerza hacia fines más altos. Pero, como siempre ha ocurrido en la historia de la humanidad, los dirigentes se corrompen; el poder les hace egoístas y les desvía del camino, para permitirles alcanzar sus objetivos personales frente a lo colectivamente aceptado.

 Confiémos en no tener que dar un golpe de estado y derrocar a los que hoy admiramos. Todo hombre es humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s