Esta casa es una ruina

Publicado: agosto 11, 2007 en Publicidad engañosa

nasdaq1

No sé habla de otra cosa estos días; en todas las noticias y telediarios han saltado las alarmas. La Bolsa americana se desploma ante la “crisis” del mercado crediticio americano. A pesar de las intervenciones de los dos Bancos centrales (con cuantiosas inyecciones de liquidez), los inversores americanos siguen desconfiando de que ésto se trate de algo pasajero. Por lo visto, las familias americanas tienen serios problemas para pagar sus hipotecas; y esta factura debe pagarla el resto del mundo, claro esta.

Mientras tanto, en el viejo continente, se nos incita a la calma y el sosiego. Ya se han apresurado a salir a la palestra las más altas autoridades europeas y nacionales para dejarnos claro que ésto es un fenómeno exógeno a nuestro sistema, y que no nos afectará. Cierto es que, hasta la fecha, los goberantes y miembros políticos de nuestro país han repetido, hasta la saciedad, que nuestro mercado inmobiliario goza de la mejor salud posible (que no seamos cabezotas, que no existe ninguna “burbuja inmobiliaria”, que los precios de las viviendas van acorde a la evolución de nuestra economía, sobre todo con los incrementos salariales, o “excrementos”, según se mire; que la vivienda es un bien asequible y al alcance de cualquier ciudadano residente en nuestro país). Y nosotros seguimos tranquilos; total, ¿qué interés tendrían nuestros gobernantes en mentirnos? ………

Si pedís la opinión a un economista sobre el caso (y yo soy uno de ellos, aunque mi opinión no sea de las más válidas),  os dirá que este tipo de situaciones se han vivido en el pasado. Seguramente os explicará que el funcionamiento de cualquier mercado financiero se basa en la “confianza” de los agentes, que intervienen en él, sobre la evolución, pasada, presente y futura, de las principales variables macroeconómicas de estudio. En resumen, “los inversores actuarán en base a lo que crean que puede suceder con su dinero”. También, seguramente, os confirmará que en tiempos de recesión ó crisis financieras, las autoridades monetarias y organismos oficiales se afanan en divulgar tranquilidad y calma, pues es primordial transmitir “confianza” a los mercados. 

El tiempo es el único juez que quita ó dá la razón, y mucho me temo que también en este caso su veredicto será implacable. Creo que resulta inútil pensar que se trate de un efecto aislado, de una correción en el mercado norteamericano; que sus efectos no traspasaran a nuestras economías, y que seguiremos viviendo felices viendo como todo pasa, sin pena ni gloria. Vamos a notar los efectos en nuestras economías y, muy posiblemente, ésto sólo sea la punta del iceberg, de un movimiento mucho mayor; la saturación del mercado inmobiliario es algo ya palpable; el descenso de los precios comienza a transmitirse sobre los bienes en venta; leve aumento de la morosidad (aún en valores estadísticamente muy bajos); ineficiencia de la demanda sobre la oferta total.

Vuestro amigo, el economista, seguramente os dirá que no os preocupéis ………. de momento. Pero también os dirá que, muy posiblemente, en un futuro no muy lejano, lo vamos a notar en nuestras propias carnes. Id preparando las parrillas.

Anuncios
comentarios
  1. meneame.net dice:

    Crisis financiera en los EEUU

    Situación actual de la crisis hipotecaria en los EEUU. ¿Nos afecta a todos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s