Emprender que no es poco

Publicado: marzo 8, 2013 en El mundo que nos rodea
Etiquetas:,

Nuestra sociedad se rige por modas. Desde los albores de la historia el ser humano se ha guiado por tendencias, corrientes, que surgen como actos espontáneos y que nos fascinan con su novedad y atracción. Desde hace unos años, la moda más rentable y novedosa se llama “emprendimiento“.

Y digo “moda” por no decir “forma de pensamiento que nos intentan vender aún a sabiendas que no nos gustará”. Antes de que mis palabras se vean mal interpretadas me explicaré, y así todos nos evitaremos disgustos innecesarios.

Según la Real Academia Española, definimos la acción de emprender cómo “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”. Ya la misma definición nos da la pista; encierra dificultad o peligro; es decir, no nos va a gustar. Y si te gusta, busca la definición de masoquismo para llegar a la próxima conclusión.

De todos es sabido que llevamos aproximadamente unos 5 años atravesando una crisis económica (y me atrevería a añadir que también institucional) que ha lastrado nuestra economía, nuestra sociedad y hasta nuestro modelo de vida. Y, claro esta, ante la falta de oportunidades y la multitud de problemas, la panacea que se nos presenta parece surgida del alquimista más reputado: “Necesitamos emprendedores y emprendedoras“.

En mi opinión, emprender, desarrollar, crear un proyecto, es algo de lo más loable que un ser humano puede hacer, máxime en los tiempos que corren. Supone un gran desafío con una elevada tasa de fracaso, pero sólo el acto en sí parece una tarea hercúlea. Y lo digo con experiencia, pues me encuentro ya en el segundo proyecto emprendedor de mi carrera.

Si vas a emprender (ya a estas alturas estarás cansado de escucharlo), el camino que te espera es árduo y complicado. Pero no por ello deberás desanimarte; la experiencia y los conocimientos que adquirirás serán los propios de la mejor escuela de negocio; sólo que en este caso no será una simulación y no habrá red bajo tus pies.

Y también podrás contar con una extensa red de conocimientos que te ayudarán en el camino de aprendizaje; gurús, seminarios, escuelas de emprendedores, laboratorios, todo lo que yo llamo el negocio alrededor del emprendedor. Tras evaluar múltiples módelos de negocio, he llegado a la conclusión que el mejor proyecto emprendedor que hoy en día se puede montar es un proyecto de asesoramiento a otros emprendedores. Permíteme un lapsus para que me acuerde de aquel famoso chiste sobre una vidente que aseguraba que podía predecir el futuro. La conclusión lógica que todos nos hacemos es que si es capaz de predecir el futuro, quizás debería acertar la combinación de la loteria y retirarse, pero por el contrario se limita a los demás a decírles lo que les deparará el futuro. Pues el mismo símil se me ocurre para todos aquellos expertos que aseguran poder predecir cuando un proyecto emprendedor va a resultar triunfador; primero deberían mostrar que ellos han llevado a cabo proyectos ganadores, verdad?.

Pero no nos desviemos del tema principal; emprender esta genial, contribuímos al desarrollo de nuestra economía, generamos empleo, creamos valor, bla bla bla. Ahora vamos a la parte negativa; ¿cualquiera puede emprender?. Coincidimos en que no.

Si no dispones de capital suficiente (recordemos que el crédito en nuestro país esta congelado), va a ser difícil. Por otro lado, la originalidad de tu idea y el estudio de nichos de mercados existentes también aumentará o disminuirá tus posibilidades de éxito. Las ayudas de los organismos públicos también influirán en el desarrollo de tu idea; a día de hoy, “ni estan ni se las espera”, cómo dijo aquél. Tus conocimientos y aptitudes profesionales en áquel sector en el que vayas a centrar tu modelo de negocio también serán determinantes. Añádele 25 variables más que puedan afectar a tu proyecto y tendrás un balance completo con las claves del éxito / fracaso.

Ante esta panorama tan desfavorable, creo que mi opinión ha quedado clara. ¿Debemos jugarnos nuestro futuro inmediato y emprender un proyecto propio?. Mi respuesta es que , por supuesto, sin pensarlo, de forma inmediata; reúne las fuerzas necesarias y lánzate a la piscina. WTF???

Por mucho que parezca el peor momento, muy a pesar de los pros y obstáculos que te encuentres en el camino, en la vida hay que arriesgar. Y que mejor momento que éste; evaluando un sistema de coste-beneficio, tienes muchas más posibilidades de minimizar las pérdidas que maximizar las ganancias. Una partida de mesa muchas veces no la gana el que tiene mejores cartas, sino el que mejor sabe jugar las que le han tocado.

Emprender es duro, pero muy rentable emocional y socialmente. No pienses que vas a crear el próximo Facebook; conténtate con crear un pequeño portal en el que pueda entrar tu familia y amigos y ya será el mayor de los logros posibles. Piensa que si fuera fácil, todo el mundo lo haría, habría millones de empresas muy rentables y no estaríamos en una economía quebrada cómo la que nos toca levantar.

Mi consejo, emprende, pero con cabeza. Tienes la información y las herramientas, utilízalas y no le tengas miedo al futuro. Lo que tenga que ser, será. Pero si no lo pruebas, nunca lo sabrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s